martes, 2 de julio de 2013

Inauguramos veranito...

Después de una semana de cuatro días y un fin de semana intensivo de playita, hoy nos está costando mucho coger, de nuevo el ritmo, por lo que vamos a intentar volver poquito a poco a la rutina . Hoy os hemos preparado una selección de fotos que hemos ido haciendo durante este fin de semana playero en Peñíscola, el pueblecito en el que veraneamos desde pequeñitas.

Peñíscola, un pueblecito de la costa de Azahar, es conocido por su imponente castillo que sirvió de sede papal al conocido como Papa Luna en el siglo XV. Con una belleza y un encanto únicos, Peñíscola es para nosotras uno de nuestros lugares más especiales, y es que desde hace más de 25 años hemos acudido verano tras verano. 

Afortunadamente, el buen tiempo nos acompañó durante todo el fin de semana por lo que pudimos aprovechar al máximo y hacer un buen intensivo de sol, playita y piscina.










Al atardecer nos encanta subir hasta la parte antigua del pueblo, que rodea la muralla, y perdernos por sus múltiples y sinuosas callecitas y visitar las diferentes tiendecitas que encontraréis en cada uno de sus rincones. Bisutería, artesanía, ropa, souvenirs, heladerías y las míticas paraditas de "hippies", que se sitúan cada verano a las puertas castillo, son algunas de nuestras paradas obligatorias.








Geranios, jazmines y buganbilias visten los balcones, las paredes blancas y las ventanas pintadas de azul tan características de esta peque de las sinuosas callejuelas que te llevan a lo alto del castillo.





Pese a tener fama de ser un lugar más bien tranquilo, los jóvenes que se acerquen a Peñíscola, podrán disfrutar de una amplia oferta nocturna. Samarucs, Desafío, Sirocco, Entre dos aguas o Santa María son algunos de los muchos sitios a los que podéis acudir para tomar un cocktail o una copa en un ambiente tranquilo y muy agradable.

El sábado nos tomamos un mojito en uno de los bares con más encanto del pueblo: Aguaclara. Un bar de estilo chill-out en el que la luz de las velas y el olor a jazmín son los máximos protagonistas. Nos encanta la idea de improvisar los asientos en las escaleras y las entradas de las cases que lo rodean con cojines y pufs.





Y si todavía os apetece tomar un copa más y en un ambiente más animado, no podéis dejar de ir a la espectacular terraza del Mandarina y a la nueva discoteca de moda, Gabbana

Estas fotos nos las hicieron durante nuestra visita a Gabbana y las hemos tomado prestadas.






No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada