martes, 8 de enero de 2013

Desintoxicación post-navidad

¡¡Buenos días chic@s!! Tras los excesos navideños de estas semanas toca volver a la normalidad, en todos los sentidos. Por eso hoy, os traemos el post perfecto para poneros en forma tras las fiestas.

Con la llegada del nuevo año somos much@s los que nos proponemos mejorar nuestros hábitos: hacer más deporte, dejar de fumar o adelgazar unos quilos, son algunos de los propósitos más comunes. Pero el problema es que empezamos con muchas ganas pero en cuatro días nos cansamos y abandonamos.

Para evitar que esto pase, nuestro consejo es que te lo tomes como un hábito, y lo conviertas en un rutina más de tu día a día. Es muy importante que no adquiramos estos hábitos únicamente para unos días de dieta tras las navidades, sino que debemos tratar de cumplirlos a lo largo de todo el año.

¡¡Recuerda!! La fase más importante de una dieta es el mantenimiento.

¿Te animas a empezar a cuidarte con nosotras?

1.- La norma número uno es olvidarse de las dietas milagro. Por desgracia, los milagros no existen, y el único secreto para lucir un cuerpo perfecto consiste en combinar una alimentación equilibrada, hacer algo de ejercicio físico y beber mucha agua, entre 1,5 y 3 litros al día.


2.- Evita las bebidas gaseosas y pásate a las infusiones y tes. El té rojo y el verde son los más indicados en cualquier tipo de dieta por su alto poder antioxidante.


3.- En cuanto a los alimentos, incluye en tu dieta diaria todo tipo de verduras, sobre todo aquellas con altos niveles de fibra como las alcachofas, el brócoli, la coliflor, las acelgas o los espárragos.


4.- No abuses de la carne roja y sustitúyela por carnes blancas como pavo, pollo o conejo. Este tipo de carnes son perfectas para cualquier dieta, ya que contienen muy poca grasa.


5.- Incluye en tu dieta una ración de pescado azul, como atún, salmón, sardinas o jurel. La proporción perfecta es de dos a tres días por semana. Sus propiedades, ricas en omega 3, son de lo más saludables.

6.- En cuanto a la fruta, abusa de aquella rica en fibra como kiwis, ciruelas, frutos rojos o cítricos, y reduce el consumo de uva, higos o plátano, ya que contienen altos niveles de azúcar.


7.- Sobre los métodos de cocción, olvídate del aceite, los fritos y las salsas. Haz del horno, la plancha y la cocina al vapor tus mejores aliados.

8.- En cuanto a los lácteos, podéis tomarlos pero siempre que sean desnatados, y preferiblemente a la hora del desayuno.

Recordad que deben hacerse cinco comidas al día y, olvidaros de picar entre horas. Si tenéis mucha hambre saciaros con una pieza de fruta, un puñado de frutos secos como nueces o avellanas, y mucha, mucha agua!

Y sobre todo... ¡¡DEPORTE!!



Sabemos que es algo que cuesta mucho, sobre todo a las chicas, pero no es cuestión de machacarse en el gimnasio. Si no eres amante de máquinas y pesas anímate y sal a correr o a caminar por el campo o la ciudad. Acostúmbrate a no coger el coche, la moto o el transporte público para realizar distancias cortas y ves andando, sin darte cuenta estarás haciendo un gran paso.

Si te animas apúntate a algún tipo de clase. Hacer deporte solo siempre cuesta más, pero si lo haces acompañad@ resulta más fácil y divertido. Así que convence a tus amig@s y apúntate a clases de spinning, pilates, yoga o baile.



Como habréis podido comprobar, más que una dieta se trata una forma de vida saludable y sana con la que lograréis sentiros mejor tanto por dentro como por fuera.

¡¡Anímate y empieza 2013 cuidándote!!



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada